www.desdelacuneta.com
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Bookmarking social

Bookmarking social Digg  Bookmarking social Delicious  Bookmarking social Reddit  Bookmarking social Stumbleupon  Bookmarking social Slashdot  Bookmarking social Yahoo  Bookmarking social Google  Bookmarking social Blinklist  Bookmarking social Blogmarks  Bookmarking social Technorati  



Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por osfago el Lun 20 Jun - 10:03

En el año 1970 Opel había dotado de una versión deportiva a su modelo medio, el Opel Ascona, era el Opel Manta, que resultó ser el más cualificado competidor de su coetáneo, el Ford Capri.

De la misma manera, cuando en septiembre de 1988 Opel sustituyó a su berlina media que era el Ascona por el nuevo Vectra, éste fue también la base de un aparente cupé de aire y hechuras deportivas, el Opel Calibra.



El Opel Calibra fue lanzado en el Salón de Francfort de septiembre de 1989, siendo presentado por su fabricante como “El resultado”, lo que hacía en un catalogo de 24 páginas ilustrado exclusivamente con Calibras rojo magma tapizados en antracita.

El resultado era, según Opel, el resultado de los “nuevos valores”, el resultado de “combinar contradicciones aparentes como ser al mismo tiempo un modelo de clase media y un sport coupé” , el resultado de “seguir un camino propio”, el resultado de la “luminotecnia”, el resultado de la “cultura en la conducción”, el resultado de la “ergonomía”, el resultado del “confort y el espacio”, el resultado de “la fuerza limpia”, el resultado del “túnel del viento”, el resultado de la “seguridad y del cuidado del medio ambiente”, el resultado de la “libertad” y el resultado de la “individualidad”, eso era, ese conjunto de ideas y de características, el Opel Calibra según su fabricante: el resultado.

Hay que añadir que en catálogos de años posteriores los Calibras eran siempre verde jungla o verde río y las palabras más repetidas para describirlo, publicitariamente hablando, pasaron a ser “arte” y finalmente “pasión”.



Dicho Calibra compartía motores, cambio y suspensiones con el Vectra, así como su cuadro de mandos, lo que le privaba de cierta distinción.

El Calibra se fabricaba inicialmente en Alemania, en Russelsheim, pasando luego a construirse en la factoría Saab de Uusikaupunki, en Finlandia (Saab y Opel entonces formaban parte del grupo GM). Su hermosa carrocería era obra de Erhard Schnell. Su cuidado y bello perfil, en el que destacaban sus originales faros elipsoidales que aumentaban su potencia lumínica en un 40%, consiguió un CX de solo 0,26, que era entonces el más bajo del mundo para un automóvil de serie de cuatro plazas.


Keke Rosberg Edition

Así pues, el Calibra era un cupé de dos puertas, de tracción delantera, suspensión de cuatro ruedas independientes tipo McPherson y 4,49 m de longitud dotado con un práctico portón trasero, todo lo cual le convertía a la vez en una oferta elegante, deportiva, habitable y práctica.

Se presentaba el Calibra con dos motores de 1998 cc, el 2.0 que daba 115 cv din o bien el 2.0-16v que proporcionaba 150 cv. La versión 2.0 era de tracción delantera y en el 16v cabía también la tracción a las 4 ruedas Vario-Trac, que era opcional y que normalmente propulsaba en un 75% a las ruedas delanteras. En el 2.0 de 115 cv existía la opción de caja de cambios automática, en vez de la habitual de 5 velocidades.

Los Calibra no llegaron al mercado español hasta septiembre de 1990.

La gama española inicial se componía de tres versiones: el Calibra 2.0-115 cv al precio de 2.932.000 pts, el Calibra 2.0-16 v de 150 cv, que costaba 3.482.000 pts y el Calibra 2.0-16 v con tracción a las 4 ruedas que valía 3.938.000 psts. Los tres ofrecían servodirección, ordenador de a bordo, ABS y aire acondicionado, y competían con otros cupés similares, como el Toyota Célica ( que triunfaba entonces a tope con Carlos Sainz al volante), el Nissan 200 SX o el Audi Coupé.



En el Salón de Francfort de septiembre de 1991 apareció el Calibra Turbo 4×4, cuyo excelente motor 2.0-16 v alcanzaba gracias al turbo los 204 cv. Llevaba caja de cambios de 6 velocidades y también tracción 4×4, que buena falta hacía, pues la potencia se había incrementado en un 36% y el par en un 42%. Esta versión Turbo 4×4 no estuvo a la venta en España hasta junio de 1993 y su precio era de 4.177.000 pts, llegando a nuestro mercado con ABS, elevalunas y retrovisores eléctricos, llantas de 16 pulgadas, airbag y tapicería de cuero.

La última novedad mecánica fue su versión Calibra V 6, presentada también en el Salón de Francfort, esta vez en el de 1993. Ofrecía esta versión el motor de 2498 cc capaz de 170 cv, siendo éste uno de los motores de los que venía disponiendo el Vectra desde mayo del 93. Este Calibra V 6 apareció en nuestro mercado en diciembre de 1993 al precio de 3.879.000 pts. Llevaba control electrónico de tracción, así como doble airbag, lo que era entonces común al resto de la gama, a excepción del caso del 2.0 donde el doble airbag era sólo opcional.



En mayo de 1994 se comercializó en España una serie especial, denominada Calibra Color Edition. El color era amarillo solar, en concreto. Ofrecía el motor 2.0-16 v -ahora de 136 cv- y disponía de elementos como ABS, airbag para el conductor, check control, amortiguadores de gas, radiocassete de seis altavoces y pretensores en los cinturones de seguridad.

A partir de 1995 las versiones de 2 litros se unificarían en esta sola versión de 136 cv.

La fabricación del Calibra cesó en 1997 después de 236.647 unidades fabricadas.



Por otra parte, en 1996 alcanzó el Campeonato Internacional de Turismos y el título de marcas en manos de Manuel Reuter, cosa que este corredor consiguió con un Calibra V 6 4×4 de 500 cv de potencia.

La prensa especializada destacaba en el Calibra ante todo su estética. A continuación figuraban sus cualidades ruteras, su rendimiento (más nervioso el 2.0-16 v y más suave el 2.0), su consumo razonable, su equipo bastante profuso, su posición de conducción y su confort, aunque era un tanto duro.

Gustaban menos la escasa capacidad del maletero (300 litros) y su altura de carga, su ruido, el acceso a los asientos traseros, aun reconociéndole cuatro plazas reales, así como ciertos detalles de acabado como infiltraciones de agua, calidad de la pintura o ruidos de mobiliario. La motricidad en las versiones más potentes no era óptima, la amortiguación era blanda, la visibilidad trasera resultaba deficiente y el radio de giro era bastante considerable.



Más en concreto y tratándose del más potente y evolucionado de la gama Calibra, el Calibra Turbo 4×4, el Calibra a tope, valga decir que su excelente motor derivaba del que equipaba al Astra GSI 16 v cuya tasa de compresión se había reducido y cuyos inyectores y junta de culata eran nuevos, lo que permitía, con el añadido de un turbocompresor KKK ,subir su potencia de los 150 cv iniciales a 204 a 5600 rpm, cosa que permitía obtener unas prestaciones como las siguientes: 253 km/h, los mil metros desde parado en 27,5 segundos y unos reprises, en sexta, de 35,3 segundos para recorrer un kilómetro, que bajaban a 31,1 en quinta y a 28,2 en cuarta. Para colmo tan logrado motor consumía entre 6,8 y 11,8 litros cada 100 km, lo que era una sobriedad asombrosa. A ello había que unir una bella carrocería de 4 plazas reales con un maletero de 300 litros y, como todos sus defectos se reducían a un frenado no demasiado resistente y a una caja de 6 velocidades algo lenta, no cabía más conclusión que calificar al Calibra en su máxima expresión con una nota altísima.

En cuanto a su fiabilidad hay que decir, para empezar, que no era óptima, especialmente en lo que tocaba a correas de distribución, bombas de agua e incidentes eléctricos, aunque fue mejorando con el paso del tiempo y con las sucesivas llamadas a revisión a través de los concesionarios. Ello era especialmente cierto en los Turbo 4×4 de 1992, cuya culata porosa se fisuraba.



En lo que respecta a la gama en general, había riesgo de rotura de la correa de la distribución -riesgo más o menos real según las versiones- e incidentes en la gestión electrónica de la mecánica, lo que se traducía en tirones, fundamentalmente por causa de fallos debidos al mal parasitado del cableado, o bien por fallos de los captadores en el árbol de levas o en el cigüeñal.

La bomba de agua podía presentar fugas a partir de los 50.000 km. Había igualmente fugas, pero de aceite, que se daban en las cajas de 6 velocidades del Turbo 4×4 y también en algunas direcciones asistidas.

El embrague podía tildarse de frágil. En cuanto a los frenos se dieron casos de discos alveolados desde los 50.000 km e incluso casos de disfuncionamientos del ABS.

La transmisión 4×4 era particularmente delicada, con fugas de aceite y riesgo de gripaje del diferencial central por asimetría en el uso de los neumáticos traseros, lo que podía llegar a afectar a la caja de velocidades; también se dieron problemas en la caja de transferencia.



Finalmente, también se registraron problemas en los catalizadores, así como algunas resonancias de escape a bajo régimen.

En cuanto a la carrocería, podía haber dificultades de abertura y cierre del portón trasero, que convenía cerrar apretando en su centro. La pintura era muy sensible a las proyecciones de grava.

El blocaje central podía ser otra fuente de disfunciones. Los elevalunas a veces crujían al descender y el compresor del climatizador era ruidoso. Podía haber dificultades con los respaldos de los asientos delanteros, cuyo reglaje era caprichoso y que, además, podían ceder bruscamente. En el cuadro de mandos, falsos contactos daban algunas veces informaciones erróneas en el ordenador. Además, la aguja del velocímetro podía dar saltos y el botón del warning no siempre funcionaba.

Así las cosas, los modelos más aconsejables son los 2 litros de 115 o de 136 cv, o incluso los primeros 2.0-16v de 150 cv. En ellos radica la misma impresionante estética de todos los Calibra, así como unas prestaciones suficientes, un consumo no excesivo y la disponibilidad de 4 plazas y maletero en consonancia, sin los inconvenientes y complicaciones de las más sofisticadas versiones turbo, el eficiente 4×4 y el poderoso V 6.

Un consejo se impone dada la existencia de bastantes unidades en nuestro mercado, dada su estampa y dadas sus prestaciones: comprar un Calibra, comprarlo porque es el momento de adquirir por poco dinero ( entre 2 y 3.000 euros ) un coche que ya es un clásico y un coche cuyas prestaciones son actuales y lo serán por mucho tiempo. Eso sí, hay que mantenerlo absolutamente de origen, sin quitarle ni ponerle nada ( ni alerones, ni aletines ni elemento alguno que altere su diseño original ) pues, repetimos, es un raro ejemplo de clásico actual, es una especie en vías de extinción cuyos últimos ejemplares deben preservarse puesto que la ecología industrial también es algo que existe ya que los productos del ser humano también forman parte del medio ambiente.



Bibliografía

Motor 16, nos 349, 355, 362, 411, 473, 502, 517,552 y 728 para seguir la evolución en el mercado español del Calibra.

Para lo que se refiere a su fiabilidad y a sus pruebas, también:

Le Moniteur de l´Automobile nº 1053

L’Automobile Occcasions 99

L’Auto-Journal n. 18 de 1992

Extra Lap

El Calibra de DTM, un clásico de las carreras.




El artículo --> http://8000vueltas.com/2011/06/13/opel-calibra-leccion-de-aerodinamica
avatar
osfago
Historico
Historico

Mensajes : 2330
Fecha de inscripción : 30/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por Dani el Lun 20 Jun - 11:07

Ahora me lo leo que tiene buena pinta, el blog de 8000vueltas la verdad que esta de cine.
Hay un Calibra por el foro muy buen cuidado, del forero "rodrio arnao".

_______________________________________________
avatar
Dani
Admin
Admin

Mensajes : 26942
Fecha de inscripción : 25/12/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por superdaro el Lun 20 Jun - 11:29

La verdad que el Calibra es un coche que me encanta, cuando era pequeño siempre me paraba a mirarlos.
La pena es la fama que tienen hoy en dia estos coches, que si marroneros que si gitanacos...
avatar
superdaro
Historico
Historico

Mensajes : 1321
Fecha de inscripción : 08/02/2010

http://www.myspace.com/dario_santana

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por Nava_LMC el Lun 20 Jun - 12:05

superdaro escribió:La verdad que el Calibra es un coche que me encanta, cuando era pequeño siempre me paraba a mirarlos.
La pena es la fama que tienen hoy en dia estos coches, que si marroneros que si gitanacos...
+1
Calibra más kit katanno babeando1
avatar
Nava_LMC
Historico
Historico

Mensajes : 4471
Fecha de inscripción : 01/02/2010

http://www.desdelacuneta.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por xtm_sport el Lun 20 Jun - 14:43

buen post me lo leo por la noche campeon:
avatar
xtm_sport
Historico
Historico

Mensajes : 5051
Fecha de inscripción : 31/01/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por osfago el Lun 20 Jun - 14:56

Me ha parecido interesante compartirlo con todos y que lo difrutéis. icon_e_wink
avatar
osfago
Historico
Historico

Mensajes : 2330
Fecha de inscripción : 30/03/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Opel Calibra, lección de aerodinámica, por 8000vueltas.com

Mensaje por Hector_HM el Lun 20 Jun - 15:09

El Opel calibra....una de mis debilidades.......MUY BUEN POST thumbsup
avatar
Hector_HM
Historico
Historico

Mensajes : 6854
Fecha de inscripción : 13/09/2010

http://www.herrerophoto.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.